Wakü House: embajada venezolana de tequeños y sandwiches

Es increíble ver cómo los tequeños han ido conquistado Madrid. Esa masa frita rellena de riquísimo queso que no para de estirarse a cada mordisco es un imprescindible de toda comida gocha que se precie y, si hay un sitio en el que los elaboran como nadie, ese es Wakü House (Av. Alberto Alcocer, 7), el nuevo local de la familia Wakü, con una propuesta más amplia en la que apuestan por unos loquísimos sandwiches club house cargados de creatividad y sabores. Todo esto en un espacio muy desenfadado y colorido, que además cuenta con una terraza interior para disfrutar de los días soleados.

Un recorrido por Wakü House

Como os adelantábamos, la carta gira en torno a dos grandes estrellas: por un lado tenemos los tequeños, con hasta nueve tipos de sabores entre dulces y salados, y por otra parte los sandwiches club house con casi cualquier ingrediente que imaginéis (pollo al grill, carne de hamburguesa, roastbeef, pulled pork, veggie…), los cuales podéis acompañar con patatas trufadas y añadirles más de treinta tipos de extras entre ingredientes y salsas. Eso sí: ¡son enormes! Tanto que si no vais con mucha hambre es mejor pedirlos para compartir y acompañarlos con algún entrante porque a Wakü House no se va a comer ligero. Pero ojo, que la carta tiene mucho más que ofrecer, desde los cornies, nachos, bowls de ensaladas hasta opciones para los más peques como los macarrones con queso al estilo Wakü (y que estamos seguros de que gustarán tanto a pequeños como adultos). Y para ayudaros a digerir todo esta bomba de comida, nada mejor que su propia cerveza artesana, limonada casera, batidos o cócteles. Por cierto, tienen una opción de menú del día bastante interesante en la que por 11,50€ podréis comer un bowl o club house del día, bebida y postre.

Tequeños

Toda comida en Wakü House debe empezar por unos tequeños, elaborados cada mañana con su propia receta familiar y que para nosotros son sin duda alguna los mejores de Madrid (y hemos comido muchos tequeños). Pero ojo, porque aquí los tequeños no son sólo de queso blanco, pues encontraréis opciones tan extravagantes como los de plátano macho, cebolla caramelizada, chistorra, jamón o los de maíz, que les da una textura mucho más crujiente. Todos ellos acompañados de salsa keka (salsa a base de papelón) y tártara para dippear.

Cornies

Otro de los entrantes que no debéis dejar pasar son los cornies. Delicioso maíz dulce con queso y con un poco de mantequilla derretida en medio para bañarlos por encima. Ah, lo que veis en la foto es sólo media ración, ya que nosotros pedimos menos para poder probar más cosas.

Okinawa

Pasamos a los sandwiches y, si hay uno que destaca sobre los demás, ese es el Okinawa. Toda una locura en la que el pan se sustituye por arroz envuelto en alga nori tempurizada y que va relleno de salmón ahumado, aguacate, queso crema, sésamo, salsa de anguila y acompañado de wakame. Casi podríamos decir que se trata de un sandwich de sushi, así que si sois fans de la cocina asiática esta es una nueva experiencia que tenéis que probar.

Crushy

Para los que buscan sabores más tradicionales, sin duda alguna el Crushy es una de las opciones más recomendables. Un sandwich relleno de milanesa de pollo, rulo de cabra, aceitunas negras, rúcula, jamón cocido y salsa the crushy (una riquísima salsa de tomate que baña el pan y que le da a todo el conjunto un sabor muy italiano). Para acompañarlo nos pedimos las patatas fritas trufadas, que además vienen con un aderezo riquísimo y en abundante cantidad.

Más tequeños

Después de todo este festín ya no nos quedaba hueco en el estómago, y todavía no teníamos muy claro si sobreviviríamos a esta batalla, pero no nos podíamos ir de allí sin el postre estrella: tequeños rellenos de Nutella y chocolate blanco. Os los sirven recién hechos, así que cuidado al morderlos porque el relleno es bastante líquido y está bien caliente.

Total
3
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*