Ruta de las tortitas

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Tenemos que reconocer que hacer esta ruta se nos ha hecho un poco sufrido, y más de una vez hemos pensado en tirar la toalla y buscar otra cosa. Pero somos algo cabezotas y si nos da un antojo de tortitas, pues sacamos una ruta de las tortitas por Madrid como sea. Eso sí, hemos querido saltarnos sitios como VIPS o la cafetería de El Corte Inglés, ya que son los que todos conocemos, y así meter otras opciones menos habituales y más variadas. También dejamos fuera aquellos que sólo las incluyen como parte de su brunch, porque lo que buscábamos era poder llenar nuestro cuerpo de azúcar en casi cualquier momento del día y sin depender de fórmulas.

Tristemente no nos hemos encontrado con tortitas tan impresionantes y variadas como estas o estas, y la mayoría son de corte «tradicional» (no tan gruesas y simplemente acompañadas de nata y sirope), pero al final vamos a admitir que ha salido una ruta muy maja. Así que, ¡empezamos!

Si bien no son las más bonitas, sí son un muy buen comienzo de ruta, y es que nos era imposible no incluir esta ya mítica cafetería madrileña que también visitamos para la ruta del gofre. Se pueden pedir de dos formas: las normales (2,70€) o con arándanos (2,90€), y aparte hay toppings a elegir, y que se pagan aparte, como sirope de arce, dulce de leche, helado… Son dulces pero no en exceso, y la masa —bastante esponjosa— es lo suficientemente consistente como para poder bañarlas bien en sirope sin que se desmiguen. Nosotros pedimos las de arándanos con sirope de arce y, si tenemos que criticarlas por algo, sería por la escasez de arándanos (cuatro trozos contados en cada tortita). Alguno más no vendría mal para que se notara más su sabor.

Nos habían hablado mucho de las tortitas de este sitio, así que era con el que más expectativas teníamos. Lo que nos encontramos aquí es una tortita enorme y gordita, muy esponjosa y para la que se pueden elegir toppings como sirope de arce y frutas, compota de manzana o salmón y queso crema. Nosotros la pedimos con sirope de arce y fresas y, aunque está rica, quizá le habríamos puesto algo menos de sirope, ya que puede llegar a resultar demasiado dulce y, además, creemos que este exceso hace que se desmigue mucho la masa. También nos duele un poco el precio (6,20€).

Otro local mítico de Madrid y que además es el sitio ideal para merendar unas tortitas. Son finas pero esponjosas, homogéneas y de un sabor muy rico. Vamos, unas tortitas perfectas. Van acompañadas de nata y a elegir entre sirope de arce y frutas o chocolate y helado de vainilla. Ambas opciones cuestan 6€ y están disponibles en su carta de meriendas a partir de las cinco de la tarde.

Nos adentramos aún más en Malasaña para llegar a la siguiente parada de la ruta en el conocido por su playa urbana, Ojalá, donde tienen unas tortitas que os dejarán más que satisfechos. Vienen tres, también finas pero esponjosas, acompañadas de nata, frutos rojos y sirope de agave (4€). Lo único malo es que no es un sitio para ir con prisas o con mucha hambre, ya que el servicio es bastante lento.

En la primera pastelería japonesa de Madrid os esperan las tortitas más esponjosas, las fluffy pancakes. De tamaño muy generoso y con una textura y sabor súper suave y delicado, estas tortitas japonesas se preparan mediante un proceso que puede resultar lento por el cuidado que requiere la preparación de la mezcla, pero cuyo resultado final bien merece la pena esperar. En la carta de Panda Patisserie tenéis dos opciones para elegir: originales, con mantequilla, sirope de arce y fruta, y Kyoto, con crema de matcha, anko y fresas. El precio varía entre los 7,90€ y los 10,90€ en función de si queréis dos o tres tortitas. Además, las podéis acompañar con un bubble tea o el tea cheese matcha que lo está petando en Asia.

¿Podemos meter a Chilling Café en dos rutas seguidas? Pues sí, porque además de su riquísima hamburguesa vegana, tienen unas tortitas (veganas también, claro) que harán que queráis comerlas todos los días. Una torre de tres tortitas bien gruesas, esponjosas y coronadas por los toppings que elijáis (en nuestro caso, sirope de chocolate y helado de vainilla). Lo mejor es preguntar qué opciones tienen ese día y dejaros aconsejar, que además todos los que trabajan allí son súper simpáticos y estarán encantados de ayudaros (y enseñaros fotos para que os sea más fácil elegir, que ya sabemos todos que la comida primero entra por los ojos).

Ponemos el broche final a la ruta con las mejores tortitas de Madrid. Las de The Fix (cafetería de la que os hablamos en profundidad en este post) nos conquistaron desde la primera vez que las probamos a los pocos días de abrir sus puertas por primera vez, y desde entonces son las tortitas que más hemos repetido en Madrid. Todo un platazo con tres tortitas de arándanos, gorditas y esponjosas, con confitura de arándanos sobre ellas y acompañadas de mascarpone y bacon o con fruta de temporada (ambas opciones por 7€). Además son sin gluten. ¡Para enamorarse!

Las tortitas esponjosas están triunfando en Madrid, tanto que hasta ya contamos con un sitio especializado en fluffy pancakes. La esponjosidad que logran en Sufu Cake es difícil de igualar, casi como un soufflé que se balancea de forma hipnótica en el plato, y con un sabor donde destaca el huevo, pero perfectamente equilibrado con el resto de toppings. Su elaboración es bastante compleja y tardan entre 15-30 minutos en hacerlas, pero la espera bien merece la pena y, además, mientras podéis ver cómo las preparan delante de vosotros con ingredientes naturales y muchísimo cuidado. Cuentan con nueve opciones de tortitas, pudiendo elegir entre las de matcha y azuki, mantequilla de almendras o incluso con carne, y los precios de Sufu Cake van desde los 4,90€ hasta los 5,90€, por lo que resultan bastante económicas si las comparamos con otras tortitas del estilo de la ruta.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Temas relacionados

También podría interesarte

1 comentario en “Ruta de las tortitas”

  1. Pingback: The Fix: larga vida al all day breakfast – Walk Eat Die

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba