ESPICY: ponle sriracha a la vida

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

¿A quién no le gusta ponerle un poco de picante a la comida? Ese toque de fuego con el que sudar, ponerse un poco colorado y, si se va de las manos, ir corriendo a por un vaso de leche fría para apagar el infierno. A nosotros nos flipa esa sensación y una de nuestras salsas picantes favoritas es la sriracha, y cuando decimos favorita significa que se lo podemos poner a todo (bueno, o a casi todo). Aprovechando que hemos estado en casa confinados sin poder salir a comer nos lanzamos a comprar las salsas de ESPICY, para ver si encontrábamos ese sabor tan especial que le da esta salsa a cualquier plato. ¡Y vaya si lo encontramos! Para colmo, descubrimos que también había ketchup, mayonesa y miel con ese punto justo de picante para no anestesiar el paladar y dar un sabor adictivo.

salsas sriracha espicy picante

Ahora bien, para los que no conocen muy bien qué es eso de la sriracha vamos a hacer un breve repaso. Se trata de una salsa que pica como el demonio y con un ligero dulzor que procede Tailandia, aunque la receta y el sabor que solemos probar en occidente varía bastante de la original pues está ligeramente adaptada a nuestro paladar. Os resultará muy familiar si habéis viajado por la zona, si os gustan los restaurantes especializados en esta cocina o que tengan condimentos picantes para sus platos. 

Su elaboración es bastante sencilla en lo que a ingredientes se refiere, ya que apenas suele llevar unos cinco ingredientes como chile, vinagre, ajo, azúcar y sal, pero existen tantas recetas y variaciones que es imposible encontrar dos recetas iguales. La clave a la hora de prepararla es encontrar el equilibrio entre las cantidades para llegar al punto de picante perfecto (no hay nada peor que una salsa ultra picante que enmascara el sabor de cualquier comida) y conseguir una textura cremosa y suave como la que han logrado en ESPICY. Luego está el tema de los usos: en pizzas, pastas, sandwiches, hamburguesas, perritos calientes, tacos, tostas, palomitas, cócteles… vamos, que su versatilidad es tal que hasta os podéis bañar en ella.

Y como la sriracha tiene tantos usos, en ESPICY han sabido jugar con ella, creando varias salsas aptas para todos los gustos:

ESPICY Hot Sauce: la sriracha madre, hecha con jalapeños rojos, zanahoria, azúcar, naranja, ajo y vinagre. Con un sabor intenso que nos encanta para darle vida cualquier plato (sobre una tosta con aguacate es maravilloso). Además es vegana, sin gluten y sin colorantes ni aditivos.

ESPICY Mayo: cremosa mayonesa mezclada con sriracha y que para nosotros es droga. En los sandwiches es una maravilla por el ligero toque picante que le aporta. Tiene tanto éxito que recientemente han sacado un formato de casi 1L.

ESPICY Ketchup: ketchup con sriracha para alegrarnos el paladar. Aquí su sabor se acerca más al del tomate por razones más que obvias, y viene perfecta para esos perritos calientes y hamburguesas en casa. Esta salsa también es vegana y sin gluten.

ESPICY Honey: ¿miel con sriracha? Pues sí. Esta salsa espesa y picante os hará gozarlo con unas alitas de pollo, como aliño en las ensaladas o en pizzas con queso de cabra. La elaboran con miel natural y está libre de gluten.

Ahora que ya conocéis mejor estas salsas, ¿qué tal si preparamos un riquísimo sandwich de huevo japonés? Os dejamos la receta de nuestro particular tamago sando con ESPICY Mayo.

Receta Tamago Sando

El popular sandwich de huevo japonés con un toque picante. A ver, no lo vamos a hacer tradicional porque no usaremos shokupan (pan de leche japonés blandito y ligeramente dulce) y en lugar de usar mayonesa Kewpie japonesa le vamos a dar bien de ESPICY mayo para que sea un pelín picante, pero os garantizamos que se va a convertir en uno de vuestros sandwiches fetiche por lo fácil que se hace y porque solo requiere de cuatro ingredientes.

tamago sando receta casera

Ingredientes

  • Pan de molde de panadería de verdad (en nuestro caso de Obrador San Francisco), aunque también podéis hacer en casa el shokupan. El pan de molde del super no vale pues carece del sabor y de la textura del pan de una panadería de verdad
  • ESPICY Mayo, una cucharada por cada huevo
  • Cuatro huevos duros
  • Una cucharadita de azúcar
  • Una pizca de sal
sandwich con salsa espicy mayo

Preparación

Lo primero es hervir los huevos durante 10min. Una vez pasado ese tiempo los ponemos en un bol con hielo para que se enfríen otros 10 minutos. Después los pelamos, cortamos por la mitad y separamos la yema, que pondremos en un bol, de la clara.

Al bol de las yemas añadimos la cucharada de azúcar y cuatros cucharadas de ESPICY mayo (una por cada huevo). Mezclamos bien los ingredientes hasta que se integren perfectamente, sin que queden trozos de la yema (recomendación: si lo queréis un pelín más picante es mejor darle un extra de sriracha). Por último cortamos las claras en dados y las mezclamos en el bol con el resto de los ingredientes.

Llegados a este punto, ya solo queda cortar dos rebanadas de pan, rellenar con la mezcla de huevo y cortarle la corteza al pan. ¡A comer!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Temas relacionados

También podría interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

¡Empieza el mes con nuestro menú madrileño!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe el día 3 de cada mes los mejores bocados y rutas de Madrid.