The Fix: larga vida al all day breakfast

Ya sabéis que vivimos enganchados a las cafeterías de especialidad, y que básicamente tenemos unas pocas a las que solemos peregrinar semana tras semana buscando un buen desayuno con el que comenzar el día con fuerzas, o una merienda capaz de llenar el antojo que tengamos en ese momento. Y dentro de esas pocas hay una que para nosotros nunca falla porque lo tiene todo: es cómoda, hay una carta de bebidas lo suficientemente variada como para que nunca nos falte de nada, la de comidas es tan apetecible que en cada visita nos lo queremos pedir todo y, sobre todo, porque hacen el mejor brownie de Madrid. ¿Sabéis dónde encontramos todo esto? En The Fix (C/ Luisa Fernanda, 15).

The Fix Madrid

The Fix es una de las cafeterías que han abierto en plena oleada del café de especialidad, entre Plaza de España y el Templo de Debod con un concepto de All Day Breakfast en el que en cualquier momento podéis pedir todos los platos de su carta. El proyecto nació de la mano de Hugo y Marta, quienes quisieron traer a Madrid toda su experiencia adquirida en las cafeterías de Londres para ofrecer un concepto diferente en Madrid, con métodos para elaborar el café como el café de sifón o el goteo que usan para preparar su cold brew, y una carta que no encontraréis en otros sitios.

Y hablando de la carta, en ella encontraréis desde boles de yogurt griego y frutas, tostadas con huevos camperos, el impresionante English Breakfast (con huevo, salchicha, bacon, tomate, portobello y alubias en salsa de tomate, aunque también está disponible una versión vegetariana), tortitas, sandwiches y la repostería elaborada diariamente con ingredientes orgánicos y opciones sin gluten y veganas. Todos ideales para desayunar, montaros vuestro propio brunch eligiendo unos cuantos platos o daros una merienda de campeonato.

Además, para ir ofreciendo nuevas propuestas, los fines de semana incluyen platos especiales y cada cierto tiempo la carta va evolucionando con los productos de temporada o con ideas nuevas que van surgiendo cada día en la cocina, por lo que tendréis motivos de sobra para ir volviendo a The Fix cada cierto tiempo.

El otro gran pilar de la carta son las bebidas, con el café como gran protagonista. Espresso, flat white, batch brew, filtro… y con opciones de leche fresca o vegetal (almendra o avena). El dato para los frikis del café: en The Fix trabajando con cafés del tostador londinense Assembly, aunque cada cierto tiempo incluyen cafés de otros tostadores internacionales, aprovechando las diferentes temporadas y orígenes para ofrecer los cafés que más destacan según la época del año.

Y para los que buscáis además de un café excepcional una foto chula, os avisamos de que Hugo hace un latte art con un cuidado y una delicadeza que hará que os dé pena beberos el café por lo bonito que lo sirven. Luego, para los que no sois cafeteros, o simplemente os apetece probar alguna otra cosa, ofrecen infusiones como el té negro, sencha, chocolate belga, matcha, chai latte (de los mejores de Madrid), zumos, mate frío…

Y dicho todo esto, ¿ahora entendéis por qué nos gusta tanto The Fix?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*